La tormenta perfecta

La tormenta perfecta

Algunos cuatreros dicen que han oido hablar de una ruta perfecta, una ruta en la que todos los participantes tenian un buen rollo espectacular, en la que los caminos iban apareciendo por donde te indicaba un track perfectamente elaborado, en la que el terreno era sobrecogedor por su belleza, en el que encontrabas retos en forma de montañas que superar, bajadas en las que conseguir la dirección recta y profundas roderas que hacian que las panzas de los coches deslizaran sobre la nieve y el barro. Una ruta perfecta, en la que habia que superar retos como el de ayudar en el rescate de algunos coches empleando para ello horas de trabajo, cabrestantes, poleas y todo el material de desatasco que puedas encontrar en una boutique del 4×4. Una ruta en la que despues de superar el frio, la nieve, los atascos y todos los inconvenientes te espera un buen alojamiento donde comer bien(aunque sean a las 6 de la tarde), y poder tomar una buena ducha y secar las botas, para a continuación organizar una velada repasando la densa jornada con los compañeros frente a tu bebida favorita.
Si ademas al día siguiente te levantas para descubrir que durante la noche ha continuado nevando y eso ha embellecido aun mas los paisajes que nos rodean, si cuentas con unos compañeros, que conocen el terreno como la palma de la mano y son capaces de improvisar una nueva ruta sobre la marcha, adaptandose a la impresionante nevada que ha borrado las pistas más altas y que te lleva a recorrer rincones como los que se pueden ver en la galería de imagenes, si ademas hasta los más pequeños tienen ocasión de disfrutar con los trineos y demas juegos de nieve, y si despues de todo eso volvemos todos sin novedades dignas de mención, esa es la ruta perfecta, no es un mito, existe y nosotros hemos tenido la ocasión de disfrutarla este fin de semana.
Toda esa película ha sido posible gracias a:
Staff:
Logística, Tracks y Reservas: Alejandro
Rutas, impagable conocimiento del terreno y clavada espectacular: Fernando
1er Cabrestante, y currada barro-nieve: Pedro
Clavada no menos espectacular: Emilio alias «Eslinga»
Equipo de rescate: Emilio (2º cabrestante), Alejandro (3er cabrestante), Kike, Antonio B, Antonio C, Juanjo, PacoGil, PacoAleo
Debutante y protagonista del corto: «mira que sitio tan inclreible pàra quedarme sin batería» Virginia.
Sufridos acompañantes y niños, sin las que todo esto no sería posible: ellas y ellos con sus trineos.