De vuelta de Marruecos

De vuelta de Marruecos

Lllegamos el domingo por la tarde, despues de 11 dias y un total de 4850 km recorridos. El viaje ha sido un éxito total, a pesar de ser un recorrido largo y un poco más duro, a priori, que el de otras ediciones, se ha completado sin apenas incidencias mecánicas ni logísticas.
A los que vaya a abajar esta próxima semana santa, que sepan que se van a encontrar bastantes pistas rotas por el agua, algunos lagos habitualmente secos enfangados y un desierto sorprendentemente verde. En definitiva un escenario ideal para la aventura.
Nuestro recorrido este año, dejó de un lado el habitual valle del Tafilatel y su archiconocido Erg Chebbi, para centrarnos en el Atlas y posteriormente la costa atlántica. Entramos por Ceuta, Chefchauen,Kenifra,Atlas (Imilchil), Todra, Dades, para bajar a Zagora y desde allí hacer las pistas del Chegaga, Iriki y por la pista del dakar hasta Tata, despues una sorprendente etapa nos llevó (siguiendo el valle del Draa) hasta Torkoz, Msied y TamTam. Luego pegados a la costa fuimos descubriendo rincones como la desmbocadura del Draas, Playa Blanca, y mas al norte las playas de Sidi Kaouki y Essaouira. Como final los zocos de Essaouira y Marrakech y subida por la autopista de la costa.
Una buena vuelta al Mapa de Marruecos que una vez mas nos ha sorprendido con su cambiante geografia y paisajes.
A destacar (de la ruta): la sorpresa aparece cuando menos la esperas. El paso del Atlas por Imilchil sin problemas de nieve, mucha agua y algun vadeo crecido.
la ruta desde el valle del Dades al Todra: Simplemente la pista de 42 km que une un valle con otro, a la altura de Tamtatouche, no existe, la ha arrancado el agua y se tardan más de 4 horas para cubrir esa distancia.
La ruta de Mhamid-Chegaga-Iriki-PistasDakar Tata esta perfecta y tan bonita como siempre, es larga(420 km), pero el buen estado de las pistas nos permitió llevar buen ritmo y salir a asfalto justo con las últimas luces de la tarde.
La ruta por el valle del Draa desde Tata a TAmTAm, fue una autentica sorpresa, las Hamadas esconden numerosas trampas de barro y los últimos tramos (cerca de M´sied hay que afrontarlos con mucha precaución buscando los pasos por la falda de los Jbel puesto que el fondo del valle es territorio de Flamencos y Garzas.
La ruta por la costa atlántica: la pista desde Ksar Tafnidilt hasta la desembocadura del Draa, tambien se ha visto afectada por las recientes lluvias, pero con un poco de paciencia se encuentran los pasos alternativos, a partír de ahí a disfrutar del espectaculo de Aoreora y Playa Blanca, eso si pendientes de la marea.

De todas formas lo mejor -aun siendo muy buenas las rutas y los pasos encontrados- ha sido, el grupo y el buen equipo que se ha formado. Eramos 9 cohes y 18 personas, conviviendo estrechamente durante estos 11 dias y la convivencia ha sido estupenda, cada uno ha aportado lo mejor al grupo y esa es la clave del exito de este viaje.
Hemos tenido momentos memorables como la paella entre Ouzanne y Meknes, o la comida con esnsaladilla a pie del lago Tislit, por no hablar del buen rato en Essaouira con nuestro compatriota José en la plaza del Caracol….
Cada uno ahora puede consultar en su archivo de recuerdos esos momentos especiales adquiridos y revivirlos para su disfrute, y es que como suelo decir estos viajes se empiezan a disfrutar mucha antes de empezar, con la preparación, se disfrutan durante el mismo y tambien posteriormente con el recuerdo de las experiencias acumuladas.